El TSJA reconoce de nuevo el derecho a cobrar la extra

El Periódico de Aragón, 16/07/2013.- “Los tribunales han vuelto a dar la razón a los funcionarios y una nueva sentencia, la segunda en pocos días, ha reconocido el derecho de los funcionarios que trabajan para Diputación General de Aragón a cobrar la paga extra que el Gobierno central les arrebató vía decreto. Si el pasado viernes el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) admitía que los empleados de Aragonesa de Servicios Telemáticos (AST) deberían haber percibido la parte devengada de dicha paga, 44 días, ayer en su segunda sentencia se pronunció en esta misma línea para decir que los 4.000 trabajadores públicos laborales de la DGA tenían el mismo derecho a cobrarla.

Los Servicios Jurídicos UGT defendieron el derecho de estos trabajadores a la restitución de la paga extra de diciembre de 2012, junto al resto de organizaciones sindicales con representación en la DGA.

El Real Decreto 20/2012 de 13 de julio de 2012 suspendía el derecho a percibir la paga extraordinaria de diciembre de 2012 de los empleados públicos y del sector público. UGT reclamó el derecho a percibir la totalidad de la paga y subsidiariamente, la parte devengada hasta la entrada en vigor de la normativa.

Ahora el personal laboral tiene que reclamarla mediante conflicto colectivo ante los Juzgados de lo Social, a diferencia del personal funcionario, cuya vía de defensa es el ámbito contencioso-administrativo.

EN TERUEL

La Mesa sindical de la Administración autonómica acordó que cada organización presentara los recursos en cada empresa pública o administración pública donde tuvieran la mayoría de representación sindical. No obstante, ante la sentencia, cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Mientras, en Teruel, el sindicato CSIF celebraba ayer que la Audiencia Provincial también haya atendido el recurso contencioso-administrativo presentado a instancias de un afiliado al sindicato, funcionario de la DGA. La sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, ya firme, reconoce igualmente su derecho a recibirla”.